martes, 28 de diciembre de 2010

Ay, qué gracioso, Juan Antonio...


La iglesia está que lo tira. Para conmemorar el día de los inocentes se han sacado de la manga una bromita bastante recurrente.
- Quién lo dice?
- Tú.
- No, tú, que a mí se me escapa la risa y me pillan siempre.
- Venga, pues yo...

Y Juan Antonio Reig, presidente de la subcomisión episcopal de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española (CEE), se lanza con la historia:
- Los matrimonios canónicamente constituidos tienen menos casos de violencia que aquellos con parejas de hecho o personas que viven inestablemente!
Risas? Vamos, que alguien se anime...

Pues ni puta gracia. Siempre con la misma mierda. Siempre ignorando la realidad y transformándola en lo que les parece bien, el adoctrinamiento ignorante e irresponsable. Que las asesinan cuando se separan? No te jode, Juan Antonio? Cuando la mujer ya no puede más con una vida de maltrato y decide alejarse, si no eres mía no eres de nadie. Es un efecto causal, gilipollas!

Venga, hablad de vuestras cositas, de cómo ha sido manipulada una historia durante dos mil años y del papel que otorga vuestra iglesia a la mujer. Decidlo claro "Mujer, nos sirves para barrer las iglesias". Pero dejad de joder con la familia, una institución en la que no tenéis experencia alguna, a ver si se os acaba el querer sentar cátedra sobre la forma en que las personas viven su felicidad.

Qué cansinos, qué amargantes. No, Juan Antonio, no me sirve ni como broma. Así que pide perdón a las víctimas, muchacho. 84 ya no te escuchan este año, pero tú pide, con la flamante soltura con que acusas, si puede ser. Pero con la cabecita más baja.

domingo, 26 de diciembre de 2010

Literariamente


Sinceramente, he dejado de escribir. Así que cierta inercia maligna me ha rotado, clac, una posición a la derecha. De pronto me he dado cuenta -pero qué cojones...- que la ficción literaria había trascendido a mi propia historia, sí, un cambio dimensional muy extraño. Conviertiéndome en un personaje.

Alguien anda escribiendo mi guión. Alguien cursi, inglés decimonónico o anterior, puede que incluso Lizzie Bennet en sus asuetos burgueses esté dándole a la pluma con mi vida.


Esto es lo más parecido a lo que A. llamaría "vivir literariamente". Creo que existe un centro mundial, ministerio, despachito, donde estamos censados los que más o menos. Así que si abandonas tu empleo entras en una lista de parados y, esto no es España, más bien la Inglaterra cameronense, cuando sale una plaza te la quedas. De lo que sea. Así que el hecho de dejar de escribir creó una vacante y la cubrieron con un personaje que se sentía creativo. Y si A, B. Y así me tengo que ver. En las manos de vaya usted a saber quién.

Para ser justos, no escribe mal. Pero está un poco borracho/a de acción. Apresura, balancea, deja entrever. No sé si ha pensado en el siguiente capítulo, me da miedo este inicio expuesto.

Pero la Bennet me da confianza, ojalá sea ella. Quizá Ada. La mía, no la de Nabokov. Qué escándalo.

Mi vida ahora mismo tiene toda la estructura de un guión. Así que os lo voy a ahorrar.


MENSAJE PARA LA PERSONA QUE ESCRIBE:
Gracias. Es muy bonito y resultón.
Los finales trágicos no se llevan y están muy mal vistos. Apártate de ellos.
No me mates, eso sería muy raro.
Si te quedas sin ideas, introduce un golpe de suerte de vez en cuando. Y, como decía mi padre, no dejes de escribir.
Yo no le hice caso. Pero ahora tú eres yo.
Y no juegues, por favor, estoy viva. Me puedes oir? SOY DE VERDAD! ME ESTÁ PASANDO LO QUE ESCRIBES!

lunes, 13 de diciembre de 2010

Estoy en ello.


Los y las habituales, que ahí a la derecha dice que son ocho personas -y entre las cuales se ha colocado Ernesto para rellenar-, ya sabréis los afectos que despiertan en mí las festividades religiosas. Escasos. Alguna incluso me jode. Como la Purísima Concepción de María. Que el pasado fin de semana, con su bonito puente, convirtió mi pequeño reducto en un jodido caos. Estuve allí para verlo? No. Luego os diré dónde estaba, buscando algo para vosotros/as. Y que además es una mentira histórica, una patraña inmoral, una falacia que ha convertido la virginidad en la mujer en algo positivo. Positivo! Y que además es que ya no se lo cree nadie, si lo dicen hasta los catedráticos de teología (ver el "Jesús" de Pagola), que Jesús tenía hermanos y hermanas mayores, en qué sentido su concepción fue inmaculada?! Un polvo de los de toda la vida, hombre! Que José y María estaban hartos de... Qué anunciación ni qué hostias? Que su familia lo tomó por un pobre loco cuando se fue a predicar. Que sus padres pasaban apuro cuando les preguntaban por él.
- Qué, dónde anda Jeixua?
- No, por ahí. Bueno, adiós.
- En el desierto, no? Me han dicho que lo han visto con su novia abrazando leprosos.
- Bueno, ya sabes cómo son estos chicos... Voy con un poco de prisa, que tengo que barnizar una mesa.
- Arreglao es lo que vas, José. Y si te profetizo en qué cornudo y segundón papel te va a dejar la historia te bebes el barniz, nene.

Y luego tenemos que tragarnos el belencito, los reyes magos, el ángel anunciador y la inmaculada concepción de la criatura. Que hasta que no conoció a Juan Bautista, y ya tenía sus buenos 20 añazos, no sabía que quería ser hijo de dios.

Total. Que servidora cumple con sus cositas.
1. denunciar la mentira histórica
2. una vez denunciada, enfadarse un poco
3. que se le pase
4. anunciaros que aún no he encontrado vuestro regalo de navidad

Sí. Aquí hay un regalo anual y es en navidad. Es el día de los regalos, qué le vamos a hacer. Si os veja mucho, lo cambio y ya está. Dejémoslo en que es una tradición, que estoy de mudanza.
Pues fui a buscarlo al mercado navideño de Ginebra. Casualmente Ginebra es muy grande, así que no lo encontramos. Y de pronto, sin saber cómo, estábamos sentados ante una fondue. Y ya no pudimos seguir buscando.

Tanto rollo para decir que aún no sé qué regalaos este año.

Ah, bueno, que en el próximo puente de la purísima -enfin- que si os quisiérais ir a Ginebra. Que es muy, muy bonito. Y ya formáis allí vuestras colas. Y l'Haute Savoie, bffff, magnífico lugar para ir unos detrás de otros pitando y bloqueando la vida de los lugareños de bien, inmejorable, os va a encantar. Hale pues, a pensarlo con tiempo. Besitos. Yo voy dándole a lo del regalo.


domingo, 28 de noviembre de 2010

Tomar parte

Los antiguos amigos de sus padres tenían tres hijos, vivían lejos, en la playa. Ella salía con el mayor de forma apasionadamente intermitente. El salir era cosa de ella, la intermitencia de él. Amigos, beneplácitos paternos y maternos más o menos sorprendidos, varios veranos hasta que ella prueba su primer alucinógeno y en el centro de la plaza en plena fiesta mayor decide que ah, sí? ahora vas a morder el polvo. Y ante la mirada de amigos, años, incredulidades y hermano mayor, se lía con el pequeño. Mayor se lleva aparte a pequeño, que al rato vuelve a ella y le dice que no se preocupe, que al principio costará pero que él se lo contará a sus padres y todo irá bien con el tiempo.
Lo que ignora pequeño es que ella se va a ir en dos días dejándole con todo el marrón. Lo que sabe y asume es que todo el mundo les va a retirar la palabra al día siguiente. Ella sabe lo primero pero ignora lo segundo dentro de su globo maravilloso de satisfactoria venganza.
Así que nos queda mayor, amigos y familiares comprendidos en un rango que va del alucine al odio pasando necesariamente por el desprecio, a menor blandiendo solito la esperanza y la heroicidad y a ella con un pedo como un General sin conciencia alguna del golpe de timón.
Servidora de ustedes contemplativa-no invasiva tomando discreta parte por uno de los tres y no voy a decir quién ni por qué.

Cómo se resuelve. Con el tiempo, mayor -y tiempo son cinco años- perdona, ella, mucho después de dar poco la cara y acabar por abandonar a pequeño a su suerte, se enamora de él, que ya no vive allí y que contesta de mala gana los correos inflamados, hasta el día que deja de hacerlo.

Entonces ella. Que ayer, después de cinco años, casualmente embarazada y merecidamente triste, recibe una llamada. Nunca dejé de pensar en ti [...] al principio será difícil [...] pero vente a...


Un profesor mío dijo una vez "Si crees que tu vida va a ser lineal, estás jodido". No sabía que aconsejarla, así que ha tenido que bastar.

Sus errores son suyos, pero el blog es mío, voy a acabar yo la historia. Pequeño encuentra a chica maravillosa. Ella es infeliz. Mayor se mea de risa. Chica maravillosa soy yo. Aunque en realidad soy Mayor. Que no es incompatible con ser ella. Bueno, sí lo es. Así que soy el discreto hermano mediano. El único que no puedo ser es pequeño. Imposible. Demasiado texto.

Y forzosamente acaba así.
Música para los créditos.

martes, 16 de noviembre de 2010

El perro de Jacob

Esta noche, mientras el hecho de liarme un cigarro en mi propia casa me hacía sentir una yonki, pensaba en cómo voy a explicar esto a las generaciones venideras. Vivimos una época interesante, amiguitos/as. La época del cambio hacia el bien común.

De pronto, los gobiernos han hecho que miremos a nuestro alrededor y nos sintamos egoístas. Ya no puedo fumar a gusto en una cafetería porque he adquirido el complejo de agente cancerígeno. Intento lanzar el humo estirando el cuello hacia el infinito, aunque esté en la calle, para no ensuciar el aire puro que merecen los demás. Vivo acojonada. No nos peleamos con los polis del aeropuerto cuando nos piden que tiremos la botellita de agua para no crear en los viajeros el terror de que podamos albergar pirotécnicas intenciones. Hacemos un hueco en nuestros maltrechos fondos para rescatar a Grecia. Apagamos las luces en todas las ciudades del mundo con coreográfica precisión porque hay que salvar el planeta. Tenemos más amigos en las redes sociales que en la calle.
Algo pasa.


El perro de Jacob tenía una curiosa fijación. Empujaba a los niños, a los invitados, unos contra otros. Le pregunté que qué pretendía -al dueño, no a él- y me dijo que hacer rebaños. Es un pastor de nosequé y lo que le gusta es hacer montoncitos para tenernos controlados.
Y me siento un poco así. Están haciendo un gran montoncito con todos nosotros. La cúpula política mundial nos empuja unos contra otros y lanza sus normas de convivencia. Respeto, seguridad, sensación de pertenencia a algo global.
Vamos a quedar disueltos en un magma mundial angloparlante y acojonado.

El concepto Europa se da de hostias con 25000 años de historia. De pronto. Y lo hemos vivido nosotros. Qué flipadez. Hemos visto fumar en las películas y hemos viajado sin Isofix en coches que no tenían estrellas EURONCAP. Íbamos sin casco en la bici. Nuestro perro galopaba por el parque y si hacía cacas en la acera lo disimulabas como podías. En el colegio escogías francés o inglés, te decían que las dos eran meritorias porque su literatura era equiparable. Nadie esperaba que se nos viniera Hesto Hencima. Yo he hecho un vuelo transatlántico con un litro de zumo en la mochila. En la mochila!
Todo esto ahora mismo es impensable.
Impensable como encontrar la carta de un amigo en el buzón o una postal de tus padres. Como tener un álbum de fotos de tus vacaciones o dejar a los niños jugar solos por el parque.

Algo nos están robando y yo tengo la sensación de no saber qué. En el exterior hay algo muy muy malo y sólo si nos estamos quietecitos y hacemos caso a todo lo que nos digan y no nos peleamos, nos protegerán de ese coco mundial.

- Así que tu abuela fumaba?
- Sí, tía.
- Qué hija de puta, no?
- Qué inconscientes. Jodieron el planeta, la economía, mis genes... Vaya mierda de época.


Bueno. Pues no os falta razón, gilipollas del futuro. Voy a seguir liando antes de que prohiban hacerlo en los edificios habitados por otras personas. Que llegará.




Dirigente mundial conduciendo al pueblo.
(Si notas un bocao en el culo, piensa que siempre es por tu bien)



N.B. Desde aquí mis saludos a las personas que leen mis sandeces desde la República Checa, Índia, Perú, Ghana, Australia, EEUU, Chile... Qué puta locura...

miércoles, 27 de octubre de 2010

Dímelo bonito

Me gusta la palabra colanes. En mi casa eran llamados leotardos, pero suena muy leopardo, también está bien, pero queda mucho mejor "Me voy a poner unos colanes. Llevo mis colanes" Más calentito. Viene del francés collants, medias. Pero así como champán se atraviesa dolorosamente (el champagne da gusto hasta oírlo caer) con colanes ha mejorado la sensación.

También me gusta maceta. Me suena a patio con flores. Maceta es una palabra que no te puede caer mal. Tiesto sí, tiesto pesa y siempre está por regar. Introduce maceta en cualquier frase. Acabas de regalarle alegría. Murió regando las macetas. Pues qué cojonudo. Murió regando los tiestos. Normal, mal rollo.

Canturrear. Y ya te da el nonaino noni y hasta el tracatrán. Canturreas cuando estás alegre, en mi familia se canturrea un montón, por los pasillos, mientras cocinas, mientras buscas algo. Otra cosa es cantar. Ahí ya puedes no estar tan contento. La saeta por Serrat. Canturréala. Alegría, no? Cántala. Un dramón de la hostia!

Arroyo. El agua está limpia, oyes un riachuelo cerca, hierba brillante al rededor, pececillos sonrientes, no quieres bañarte para no corromperlo. Lago. Está frío y pueden haber bichos con dientes. No quieres bañarte porque no te atreves, admítelo.

Barniz. Una capita de barniz. Limpio, brillante. Lacado.
- ¿Les damos a los muebles un acabado lacado?
- Por supuesto!
- Pues son tres mil euros más.
- Como si son cuatro mil, laquéamelos!

Laca. De cajita de laca, no del pelo, esa suena mal.
- ¿Te echo un poquito de laca en el flequillo?
- Inténtalo si tienes cojones.

Resaca. Dan ganas de tener. Y cuando la tienes quieres que lo sepan. Ir borracho es muy feo, tener resaca crea un status. Lo pones en tu twitter. Sin adornos, sin complementos: Resaca. Y enseguida se solidarizan contigo, no te molestan, te quieren un poco más. Resaca, vehículo relacional.

Diarrea. Eso está muy feo. Aunque una flor se llamara diarrea, no me gustaría. Migraña, un nombre horrible, ge, eñe, mi-graña, a quién se le ha ocurrido? Ojalá la migraña se llamase maceta, tendría una mejor disposición y no sentiría deseos de dispararme.

La verdad es que hay palabras que en otros idiomas suenan mejor. Ayer un amigo me preguntaba cómo se dice "C'est un plaisir" en español. "Es un placer". Cara de culo, por supuesto. Le plaisir. El placer. No tiene más vuelta, en Francia tienen orgasmos más intensos, seguro. En cambio yo me muero de risa cuando jugamos a los dardos y ellos los llaman flechettes. Dardo: potencia. Si no va al centro es culpa tuya, porque un objeto con ese nombre ya sabe a dónde va en la vida, tiene más determinación y carisma que tú diez veces. Flechette: es broma, no?.
Da igual, le vas a ganar, pero cuando os estéis revolcando él/ella va a tener PLAISIR y tú placer. Date por jodido.


PRACTICUM:

colanes


leotardos

---------------------------------------------------------

champagne


champán

------------------------------------------------------

maceta

tiesto
----------------------------------------------------------
placer


plaisir

sábado, 16 de octubre de 2010

Actitud


John -barbudo, mediano, moreno, hortera- tenía ese falso destello, esplendor piojoso, como le quieras llamar. Te miraba como si tuviera los ojos azules, se comportaba como si su nombre fuera bonito, mantenía la postura que mantienen los altos al pararse frente a ti. Te creaba el arrebato.
Y luego estaba la poesía, claro, escribir. Querías que escribiera mal, que se rompiera por ahí, pero ni siquiera. Hablaba poco pero lo hacía desde el fondo de las bibliotecas, nos hacía reír y siempre, siempre, acababa muy borracho.
Una tarde de las de después de examen me apoyé en su pierna. Se me llevó confundido, azorado, me hizo pagar las prisas y todo fue escandalosamente sucio. Nos enfadamos el uno con el otro y cada cual consigo mismo.

Luego llegaron las poesías a destiempo, la barbarie de la musicalidad alemana, te odio tan fuerte y tan denso y tan desesperado de ritmo y tan sediento de fin.

Otra vez volví a escuchar mi nombre -Rita- que en su dicción parecía Return -regresa- desde el otro lado de la mesa en el bar de siempre. Así que regresar con cuidado nos hubiera salvado. Pero no había forma de no ser salvajes en la piel del otro, tan consumidamente hambrientos, tan borrachos otra vez.

Y querer y odiar y retorcerse, sangrar los versos desde dentro, ofrecerlos mansamente, salir a correr para no gritar una cosa o la otra o la sospecha de que -corre!- no tenía fin.


Me gusta Berlín. A veces nos vemos aquí y a veces en Londres. Actúa como si fuera la reencarnación de un genio, así que su trabajo es genial. Sigue siendo, si tú lo vieras en una foto, mediano, moreno y hortera. Pero no he conocido a nadie tan brillantemente mediocre, tan gloriosamente nada.

martes, 5 de octubre de 2010

domingo, 19 de septiembre de 2010

No, si a mí también me gusta el rock, pero...

Hace unos meses lo encontré en la editorial de un periódico local. Así que me aseguré de no ir yo equivocada por el mundo. Pues no, el redactor había patinado en la línea de los clavos de Cristo. Uno de esos errores que a una le extraña que tenga tanta volada. Uno de esos que se extienden hasta la aceptación. Y hoy, viendo la retransmisión de MotoGP, coño!, voilà, de nuevo. Quizá si fuera otra cosa se acabaría aceptando como correcto, pero amiguitos/as, con el latín hemos topado.

Ya sé que vosotros lo sabéis, pero...

STATUS QUO es un grupo de rock inglés!

Cuando quieres referirte al estado actual de alguna cosa es STATU QUO!

Copón.

Para los que quieran una explicación más currada (quien directamente crea en mí se lo puede saltar, pero no os lo recomiendo. El saltárselo no, el creer en mí): Statu quo es una locución nominal masculina, este tipo de nominativos son invariables en el plural. O sea, que se dice los statu quo. O sea, que no hay por dónde destriparlo.
Esta explicación viene de la red. No flipéis. Que yo todo el latín que sé me viene de Asterix. Y el semestre que viene tengo Latín I y luego II y hasta III. Qué va a ser de mí. Mi cerebro no puede declinar. No sabe. Qué morrazo le voy a tener que echar, diosito...



Bueno, PRACTICUM:


1. Nafarroa Bai: la ruptura del Status quo. Cagada en el cartel.

2. Blog con el título corregido. A ver si la RAE no se cosca...




Pues eso. A seguir bien.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Avisaos quedáis


Veamos, gran crisis económica mundial, el tontol'haba del pastor Jones quemando coranes, las tasas de paro posando para foto, en fin, tenemos a la ciudadanía global entre aburrida, desesperada y muy cabreada. Yo visiono la III Guerra Mundial. De ahora en adelante IIIGM. A mí se me perfila, llamadme agorera.

No sé si la cosa va a ir en plan moros y cristianos, islamistas and friends contra los demás, Corea del Norte y quien se apunte o EEUU y allegados comerciales metiéndose -por enésima vez- en jardines ajenos. Pero vamos a morir. Y como el tema vaya pelín "vamos a darle lo suyo a los cristianitos", servidora, desde su reducto confesional, va a espichar de los primeros. Creo que van a apuntar directamente hacia mi bonito y católico país. Y quién les explica que yo no.

- Señor, que a pesar de habitar este reducto del medievo... yo no creo en dios.
- Ah, joven, eso está muy bien. Y en alá?
- Tampoco mucho. Me salvan las reminiscencias árabes de mi apellido?
- No, creo que no se contempla.
- Había que intentarlo, verdad?
- Claro que sí, mujer. Y ahora si no le importa tengo que seguir aniquilando masas.
- Por supuesto, perdone.

Claro, que el tema puede ir al revés. A ver si voy a caer prisionera de la liguilla anti islámica.

- Pero Alaminos no es árabe?
- En esencia sí. Pero deje que le explique algo de historia de España, cuando la reconquista, hubo ciertos...
- Pero es usted cristiana o no?, cojones con la historiadora!
- No.
- Pues hágase a un lado y espere su mono naranja como todos, que enseguida llegarán los aviones de carga.
- Voy, señor. Pero deje que le dibuje sobre un mapa el tema de...
- Ah, es usted española?
- Pues tampoco. Qué sabe usted de los microestados?
- Joder qué cruz de tía. Contra el muro. Ya.

Así que no sé si empezar a atesorar latas de judías y armamento casero para huir a la montaña y
formar parte de la guerrilla o bien pintarme una diana en el pecho y ahorrarme la foto con cabestrillo y carita de pollo.
Si la movida la empieza Corea del Norte, me lo ahorro, eso sí. En el fuego nuclear cruzado con EEUU raro será que no reparen en mi país y se lo fulminen como de risilla.
- Hemos destruido un país de un tiro, tú!
- Medalla!

Eso sí, unos días antes me pasaré por aquí y me cagaré en rediós con postrera ocasión. Diré lo que pienso de verdad de aquel exnovio cobardecabrón -ay, ya lo he dicho, dita sea- y prepararé mi discurso de presentación para cuando conozca a Cortázar. Qué emoción, madre.

Si veis que no podéis resistir la presión del momento, enviad petición y publico "Cinco formas de suicidarse baratas, honorables e indoloras" con anexo "Suicidio for dummies". Si, no obstante,
preferís narrar la IIIGM, yo os doy las llaves del tablao y varias cosas bonitas que tengo por aquí. Id pensando, que se acerca.



Ernesto también va a morir. Oh, sí. Pero irá tan borracho que no se dará cuenta. Y aprovechando su inminente final se habrá tatuado uno de esos dragones de mierda que dibuja en toda la cara. Así que si no muere se va a tener que suicidar. Tan poeta él.
Sebastián no habla, así que se hará líder de la resistencia a golpe de carisma. Le tengo gran confianza.

Y vosotros id pensando, que se nos viene encima. Si no, darse un paseo por la prensa.

Ayjoder! Tengo que construir un bunker para las primeras ediciones de Cortázar! Recordadme que deje las coordenadas GPS a algún enemigo no excesivamente sediento de quemar cultura. Porque me temo que van a ganar.


jueves, 2 de septiembre de 2010

El mayor burdel del mundo.


Los medios gubernamentales iraníes acaban de tildar de PUTA a Carla Bruni. Que, dicho sea de paso, es coprincesa de mi país. Primera dama de Francia. Persona assez correcte.

Que no, que según ellos, MERECE LA MUERTE por su vida inmoral.

¿Y por qué les ha dado por la Bruni y no por Hannah Montana? Pues porque la muy PUTA ha defendido públicamente a Sakineh Ashtiani, que aún está esperando a que un tribunal se pronuncie sobre el día de su ahorcamiento. Otra PUTA.


Amiguitos/as, a mí no me queda otra que confesar mis tropelías morales: en verano enseño los hombros y -por esto me van a azotar- hago top less. He tenido un montón de relaciones diferentes sin estar casada. No rezo antes de acostarme y no trago la ley islámica. Creo en la estricta igualdad entre hombres y mujeres. Pero, sobretodo, no creo que Sakineh deba morir.

Creo que eso me convierte en una PUTA a sus ojos, señores. Pero de las más PUTAS. PUTÍSIMA. REPUTA. Y que eso hace que yo también MEREZCA LA MUERTE, me temo.


Algún/a voluntario/a más, entonces? Pincha aquí si quieres que la sharía te vea como una puta inmoral sin derecho a la vida.
Eso de por si solo ya da gustito, pero detrás de todo este tablao hay una mujer inocente esperando ser ejecutada. O salvada. Vamos, es un clic.

lunes, 30 de agosto de 2010

Quédate

Todo es mentira salvo tú. Porque llegaste antes, porque llegaste suave, me acuerdo de la primera vez, corrí a contárselo a mi padre. Me dijo que nunca me separara de ti. Pero los días, amor, los días. En contacto conmigo, como suele pasar a veces, te ensuciaste, nos arrastramos, nos emborrachamos tanto, el temblor, la ira. Pero el resto, tú y yo lo sabemos, el resto es mentira. Te dejé de lado y quise huir, me perdí, te odié y asististe a lo mejor que me ha pasado. Entonces me viniste con lo de él o yo. Qué duda cabe. Si eres el jodido centro de todo lo que hago. Y cual Herodes triste corté su cabeza por tu capricho infame que me condena y me alienta.
Luego volví a hacerlo. Me vendó los ojos, me ató las manos, sólo sus besos y una anestésica y placentera vida en común. Nunca te he necesitado tanto. Y tú te ibas. Intenté que fuerais amigos, y te alejabas más. No, lo siento, créeme que te agradezco y que... corrí tras de ti.
Qué soledad tú y yo viendo el telediario, qué noches de infarto, qué carcajadas. Pero vas a estar ahí toda mi vida. El resto va a fallar. El resto es mentira.
Así que quédate esta noche, quédate todas las noches.
A veces el amor es así. ¿Quién se tiene como tú y yo nos tenemos? Ni el agua a la sal más que tú y yo. Lo nuestro es perfecto.
Perdona si te lo digo poco. Y si utilizo a Shakespeare para hacerlo. Tú has sufrido más que nadie que a veces no me sepa expresar. As you're mine, jodido centro de mi vida, I'm yours.

Con esto tendría que bastar.

lunes, 16 de agosto de 2010

Tócame los cajones.

video

"Puesto que si empiezas a bailar sobre las mesas, a abanicarte, a sentirte adormecido [...], a desarrollar el sentido del ritmo, a hacer el amor cuando te apetece... entonces ya lo sabes. El sur te ha atrapado"

El amante del volcán. Susan Sontag.
Un libro poco recomendable pero con perlitas como esta.

lunes, 9 de agosto de 2010

Do you love me (now that I can dance)?


Amélie Nothomb lo expresa muy bien en El sabotaje amoroso. Y es algo que Persona Nacida Para Ayudar y yo ya hacía tiempo que discutíamos. Bueno, no discutíamos, estamos de acuerdo y nos pasma un poco. Qué necesidad...?

Cuántas veces hemos oído lo de "Qué fácil sería todo si nos sinceráramos" de labios de hastiados Romeos e infelices Julietas? Miles! Pues la pequeña Amélie se enamora en la escuela de una compañera y -desconocedora del baile, la coreografía y sin un puto vestigio de oído musical- va y se lo dice. Resulatdo previsible, su enamorada no le da más bola hasta que ella, guiada por la sapiencia materna, empieza a ignorarla. Ahí sí, la bella Helena se desquicia por ella. No os cuento el final.

Qué bonito es el sabotaje, qué disfrute. Qué placer el hacer creer al objeto de tu deseo que no existe para ti con el único fin de que se enamore perdidamente. Qué razonable el cortejo encubierto, qué festival de la coherencia.

Os corretea algún extraño placer al aplazar una cita porque sí? Os corretea? Se considera una inversión el no dar paradero durante varios días? Pero si lo que se quiere en realidad es ver a esa persona, por qué se pela uno sus propios cables? Lo bueno se hace esperar no me contesta, recurrid a algo del Marqués de Sade mínimo.

- Uy, mensaje, qué ilusión. Ya se lo contesto mañana.
- Pero por qué?
- Para que sufra!

A lo mejor vosotros le véis muy claro, pero... Qué necesidad?

- Qué fácil sería todo si nos dijéramos las...
- Cierra tu sucia boca farisea!!!

Debería interesarnos alguien que, pese a enloquecer por vernos, no nos llama? Pero con qué clase de sádico/a queremos empatar? Desde Canturreando decimos No, no nos interesa. Porque en Canturreando cogemos el teléfono y contestamos los mailses. No, no sabemos bailar. Sin una madre como la de la Nothomb que nos convierta en interesantes torturadores, mal vamos, Ernesto.

Debe tratarse de algo muy primario, que la pieza se mueva, que nos haga correr, algún vestigio neanderthal, no sabemos, la verdad. Pero intentamos instruirnos con ese libro en concreto. Recomendado.
Podríamos utilizar Banco de pruebas sección Hagamos el mal para una serie de experimentos piloto, tipo no devolver los sms pero sí las flores, los libros... No, los libros no, tampoco hay que volverse loco con el jodido empirismo. Pero qué pereza. Además, Persona Nacida para Ayudar nunca lo aprobaría. Y, en realidad, creo que ser así nos haría sentir mal. Y, como tercer motivo, creemos haber elegido con coherencia a personas que no merecen ser aplazadas para crearnos una sensación de poder.

En fin, es todo muy complejo, no entendemos el meollo, así que progresar con tan mala base iba a ser difícil. Si es usted uno/a de los/as mencionados/as Senior Torturer, nos lo explique un poco.


En versión The Contours:



domingo, 1 de agosto de 2010

Verano conceptual (escribe tú si quieres)











calor













pereza













sed




















tiempo









Mis viajes. Tus viajes. Tus manos. Tus manos y quizá tu voz. Y eso es todo.


-

martes, 20 de julio de 2010

Los valores de la simplicidad. Incalculables.

Con dos cojones. Paso de la risa a la consternación a intervalos. Pero al final me quedo con la admiración. Cómo se puede tener tanta jeta y tan bien llevada? Aclaremos el asunto.

Benedicto XVI inauguró hace unos días una fuente en los jardines vaticanos. Cosa sencilla. Dos estanques, palmera, cuatro bajorrelieves en bronce tonalité, blasón del santo pater... Lo normal. Dedicado a San José porque se llama como él, Joseph. Megalomanía? que va! Y tiene el arrojazo de largarse el siguiente farol:

Esta "bella fuente dedicada a José constituye un simbólico llamado a los valores de la simplicidad y la humildad en la realización cotidiana de la voluntad de Dios, valores que caracterizaron la vida silenciosa, pero preciosa, del Custodio del Redentor"

Vale. Hemos tomado nota de los valores de simplicidad y humildad? Pues cada mochuelo a su olivo que tengo que hacer las maletas para pirarme a mi humilde y sencilla villa de Castel Gandolfo.

Le habéis echado una vista a la villa palaciega? No? Asomarse.

-Y estas son las sencillas vistas, George.
- Qué despliegue de humildad, Santo Padre!
- Somos asín.

- Pero esto es Italia? Porque ni me imagino lo que pagarán a la Hacienda Pública por semejante villorrio...
- No, no, es extraterritorial. Mussolini ya se ocupó de esas pequeñeces y otros acondicionamientos posteriores. Todo en favor de la salvación de su alma.
- Pues en la web de la Santa Sede no lo dice.
- Como para irlo contando, chato.

Así que simplicidad, eh, Benedicto? Como San José, que creo que también veraneaba en un palacio con helipuerto y un staff de sesenta personas para podarle los setos, biblioteca, 14 kms2 de parcela, dos observatorios, ni te dicen las habitaciones... Vamos, perfectamente plasmado el ejemplo, jefe. Hablo de la pinacoteca? Ni falta que hace, verdad? Si continuáis teniendo estómago, vosotros mismos, ahí se detalla.

- Eso del fondo no será...?
- Es. Es.

En fin, admiración.

miércoles, 14 de julio de 2010

Como locos que fuimos


video

Estória do gato e da lua. Pedro Serrazina.


La suerte se tiene? La suerte se busca? El gato y yo pensamos que se tiene y decidimos así no enloquecer. Nos instalamos en un suave laissez faire y, como locos que fuimos, confiamos en que llegará, en nuestra natural propensión a ser afortunados.
Así que hemos instalado unas tumbonas en el tejado a la espera de que nos sorprenda la ocasión.
Aceptamos visitas. Tenemos un montón de hamacas y hasta una mesita plegable.

Al principio había oscuridad total,
la silenciosa inmensidad de la noche.
Entonces apareció ella y todo cambió.
Ha pasado mucho tiempo desde que dejé de buscarla,
ahora todo está en silencio.
Aprendí que es mejor esperar.
Ella vendrá, cuando pueda, cuando quiera.
Se que algún día ella vendrá a mí.
De otra forma, ¿por qué gastaría todas esas horas, todas esas noches sólo observándome?
Nada mas importa.
Yo esperaré.

Pero no siempre fue así.
Cuando la conocí toda mi vida cambió,
Empecé a seguirla.
Atravesé los mares, crucé océanos por ella,
me encontré a la deriva.
Hice todo por encontrarla.
Y cuando pensé que estaba cerca
todavía estaba muy lejos.
Me sentí perdido, sin saber qué hacer
en medio del océano.
El barco se encogía
Y el mundo se hacia más y más pequeño
para toda esa pasión.

Luego cambié mi vida.
Encontré un lugar estable
y, cómodamente instalado,
pensé que mi propuesta iba a ser irrefutable.

Una vez más, ella me dejó.
Desesperado, esclavo del deseo,
corrí tras ella
saltando de tejado en tejado,
prisionero de esa atracción
Y ella estaba dejándome
más sólo lentamente.

Y el tiempo pasó.
Ahora ya no corro más.
Espero.
Nada más importa.
Yo espero.


sábado, 10 de julio de 2010

Sebastián altera sus patrones. Corazonada I.

Sebastián no cree en esas cosas, es un escéptico de cojones. Pero después de haber chateado -sí, da feo hasta escribirlo- veinte días seguidos con la amiga de su prima que vive en Dublín, se envalentonó de una forma que no respondía a patrón conocido. Bueno, conmigo no habla, así que sus patrones son mera deducción.
Gastó los ahorrillos que iban a ser destinados a algo que me dibujaba en una servilleta y que no entendí en un billete a Dublín. No causó previsión reservándose hotel, porque tenía una corazonada. No torció el morrillo al pedir la última semana de vacaciones que le quedaba. Le presté una maleta. Todo muy extraño.
- Pero no la conoces.
Ladeó la cabeza molesto porque eso ya lo había pensado él y lo había descartado. Así que quién mierda era yo. Nadie, nadie, adelante. Te acerco al aeropuerto.
Me gusta que actúe así, porque lo imagino hablando con alguien y me siento feliz. En realidad es un tío muy gracioso con un montón de amigos y usa Facebook y eso. Y a veces tiene que hablar por su trabajo, y hasta da alguna conferencia. Así que lo imagino con su amiga hablándole de cosas de esas que dibuja, vectores y así, y me siento orgullosa.

Llegó a media mañana, bonito, alto, sonriente. Ella estaba feliz e igualmente excitada. Le coge del brazo con cautela:
- Menos mal que for fin nos podemos ver!
- Sí.
- Y havlaar! Estaba harta de escribir!
Risa nerviosa.
- Desde lue... Perdona, cómo has dicho?
- Que estaba harta de escribir, es todo tan frí...
- Lo otro.
- Que por fin podemos havlaar?
- Hablar.
- Havlaar.
- Hablar.
- Havlaar.

Sebastián dio media vuelta con su maleta y se volvió a meter en el aeropuerto.

La primera piedra

Tienes 43 años, la suerte de ser guapetona y has recuperado tu vida afectiva después de quedar viuda. Podría ser el comienzo de una historia de lo más normal que me contaras contenta echando unas cervezas.

Pero es que vives en Irán.

Y un hombre que no conoces de nada te ha denunciado, mujer. Porque dice que ya mantenías esa relación cuando tu marido estaba vivo. Tú juras que no es cierto y no entiendes nada porque te juzgan en un idioma que no conoces. Que te calles, que tres amigos del denunciante lo respaldan y eso es ley. Y cuando digo ley, me refiero al Código penal de la República Islámica, donde se detalla que cuatro tíos diciendo que sí ya valen para condenarte a muerte.
- A muerte?!

Pues sí. Unos eruditos han interpretado la sharía -ley islámica- como les ha salido de la polla (a ver si os íbais a pensar que dejaron opinar a alguna vagina) y han decidido que el adulterio merecía la muerte por lapidación. Detallando cuidadosamente que deben arrojarse piedras no tan grandes como para matar rápido -qué gracia tendría?- ni tan pequeñas como para no hacer daño. Os ha quedado claro? Pues manos a la obra.
Pero antes, unos latigazos.
- Latigazos?!
- Sí, cien.
- No, por favor!!!
- De acuerdo, miserable adúltera, seremos magnánimos. Noventa y nueve.

Tu abogado está enloqueciendo de terror, ya no sabe a quién pedir justicia y ha colgado el caso en su blog. Amnistía Internacional se ha hecho eco y ha habilitado una petición popular para que les digamos a los dirigentes de tu país lo que pensamos de la ley islámica.
Los medios dicen que "hay un alzamiento internacional pidiendo tu perdón".
Canturreando cree que no hay que perdonarte. Perdonarte qué. Hay que coger la ley de tu país y prenderle fuego.

Ante tal avalancha de indignación, han decidido no lapidarte.
No, espera, que han decidido que mejor te ahorcan.

Shakine Mohammadí Ahstiani

Ahora, lector/a, relájate. En realidad no eres ella. Estás en tu casa, con tu ordenador, con una vida afectiva que tú has elegido y que puedes cambiar en el momento que te plazca. Tienes un sistema judicial más o menos correcto y esa persona a la que no haces caso y es un/a desequilibrado/a, lo más que va a hacerte es pincharte las ruedas del coche.

Pero podías haber sido ella. Así que, por lo menos, echa una firmita. A ver si pasamos del ahorcamiento a la simple cadena perpetua.

En Somalia, Nigeria, Indonesia e Irán se sigue practicando la lapidación. Normalmente son mujeres. Casi la mitad son víctimas de violación que denuncian a sus agresores. Sólo en Iran se lleva a cabo algún tipo de juicio. Pero ya os he explicado lo de los cuatro desconocidos diciendo que sí, verdad?

viernes, 2 de julio de 2010

Lección de perspectiva

Antes de ir a África alguien me dijo aquello tan cierto, y que en su momento no entendí, de El desierto te quita, el desierto te da. Y el Sahara cumplió.

Así que esperaba, bajo el auspicio de la aplicación general, que este viaje también me robara y me aportara. De un modo bastante vistoso, es cierto que he dejado mucho hierro, volví contenta y habiendo perdido cinco kilos de mierda mental. Pero no llegaba la aportación. Hasta ahora.
Flamante de gafas, carruaje encerado, llaves del centro de Manhattan, haciendo la compra en el catálogo de las vanidades. De pronto. He recibido una hostia en el centro de la perspectiva y. Me he dado asco. He tenido ganas de llorarme. Eso es lo que soy.

Tanto perpetrar el triple Axel, más alto, más alto, más rápido. Hace unas horas que patino en círculo. Pensando en si hubiera nacido cuatro mil kilómetros al sur. Si tú vivieras treinta mil al este. La capacidad de ser feliz está en uno mismo. Pero aquí nos ayudamos con ciertos brillos y complicados programas de saltos de -un giro, dos, tres y medio- escénico lucimiento.

No voy a incendiar el coche de J. que yo misma le ayudé a elegir y que hoy -pordios!- me ha sorprendido en su excesiva, excesiva y carísima belleza. No voy a aporrear las pantallas ni a saltar sobre vidrio polarizado y su puta madre. No voy a quitarme los patines para clavármelos en el pecho. No voy a caer en la trampa -fácil, fácil- de pensar que mi vida es mejor que la suya en algún aspecto. No es lástima en sentido alguno, eso es tan aborrecible como lo contrario. Hablo de mi posición respecto a la suya. No de sus carencias, de las mías.
Voy a seguir dando vueltas.
Mientras ese sudor frío va empapándome de perspectiva.
Va a servirme de algo. No sé si poner un interrogante o no.

Despacio, despacio, iré perdiendo la capacidad de aborrecerme. Empezaré con un saltito, y luego querré una vuelta. Otra, otra más. Triple Axel. Y veré pasar a J. con su dragón y pensaré "Era el más bonito". Y todo me parecerá normal y regalado y, qué demonios, justo.

Despacio, por favor. No quiero dejar de oír las alarmas. Que me desvelen, que me desquicien! Pero que no dejen de sonar.


Como dijo Cortázar, si quedo atrapada en el molde social, que al menos me quede una mano libre para irme dando alguna hostia.




Quiero pertenecer calladamente, pensar algo que no me mate de vergüenza, que me justifique aquí. Y sólo el rasras de los patines contra el hielo.

jueves, 1 de julio de 2010

Sebastián y yo.

Porque bailando, hasta el Espíritu Santo se pone blando.
Confírmame que dicen eso. Es igual, no me lo confirmes. Es demasiado espantoso. Como concepto, como rima...
Por qué se han separado Facto y Delafé?! Si Enero en la playa es de esas cosas que te salvan el invierno? es una preciosidad.
Bueno, veo que has escogido bando. El video apesta, pero tú estás muy guapete y creíble, muy salao.
Pero yo me voy a quedar con Marc. Este estribillo es una jodida tropelía.

Me voy, dame un abrazo.

No es que no me guste el monólogo como forma de comunicación, ojo, me gusta, pero que si siempre me vas a hacer el vacío, pues que no quedemos más, si quieres. Quieres?

Mañana misma hora. Dale vueltas.

miércoles, 23 de junio de 2010

Echar un clavo

Creí que no iba a escribir nada, pero ya ves, el sol a veces no te deja hacer nada más que esto.

Así que, amiguitos/as, voy a sacar a la luz... jejeje... lo del título es puro marketing, nada que ver, lo siento. Se trata de una verdad histórica en la que se mean ciertas películas y, precisamente, el libro que me estoy leyendo: LOS CLAVOS DE CRISTO!
Así que me he enfadau un poco y Mireia no quiere saber nada del asunto. Sólo me quedáis vosotros/as.

Bien, pues vi una peli donde una aguerrida exploradora entrega a su abuelo un paquetito con un tesoro.

- Yayo, por fin, después de horas de metraje más o menos tirado a la basura, he logrado el propósito del film.
- Qué me cuentas!

Y el hombre abría entusiasmado el paquetito: los clavos de Cristo!
Pero algo no estaba funcionando. Habían TRES.
Dejando una puerta abierta para la secuela? Perretes?
"La buscadora de clavos II. Creo que olvidamos algo"?

En mi libro, similar. Cuentan toda la performance de la crucifixión "... y clavaron un clavo en cada mano (No, eso tampoco puede ser, con qué se aguantan? con la piel? se les raja el invento. Así que dejaos de estigmas donde no son, que se los ponían en el túnel carpiano, también conocido como muñeca) y juntaron un pie sobre el otro y clavaron el último..."

Sí, bueno. Si estás en el gótico, sí. Pero si tienes la desgracia de haber sido crucificado en la época de Pilatos da por seguro que te vas a llevar uno en cada pie. Que tampoco es en el pie, es un poco más arriba porque bla bla bla, lo mismo que las manos.

Sí, amiguitos/as, CUATRO clavos. Que daban una imagen muy aplanada y bidimensional, así que en las postrimerías del románico pero sobre todo en el gótico decidieros darle torsión y movimiento -con muy buenos resultados, creo yo- dando al traste con el cuarto.

Mira que los guionistas y escritores saben cosas, eh? Pero el número de clavos se les escapa siempre a los jodidos.


Vamos con el practicum:


Ahí sí. Cuatro clavos, para pasmo de guionistas y Julia Navarro.



Mucho más bonito, dónde va a parar. Pero acojámonos a historia cuando hablemos de historia, majos.

Y ya está, ya he pasado el perreo. Me vuelvo al agua.


sábado, 5 de junio de 2010

Salgo un momento


Trueba ya intentó la melancolía de quizá el último gran viaje con amigos. Quién sabe el año que viene, pero nos tememos lo peor. Preñeces, compromisos de pareja, calendarios que no cuadran. Un fin de semana largo seguro que nos cabe, pero largarnos un mes a comadrear como siempre, a perrear agustito con la persona que te ha hecho reir dieciséis años seguidos, sin artificios, sin salidas de emergencia porque a veces te conoce mejor que tú misma, babearle el hombro, robarse la ropa, grandes soluciones a los pequeñísimos problemas que quedaron en la otra parte del planeta. Qué comemos, te apetece visitar esta mierda?, dame pasta, péinate pordios. ESO, a lo mejor no se repite más.

Así que voy a guardar cada cosa que nos pase como si no fuera a volver.

Como si nos huyera el tiempo en que sólo contábamos con nosotras mismas para hacer lo que se nos antojara. Kilómetros y kilómetros a veces sin saber a dónde hasta llegar a un cruce. Así fue la ruta del vino y la sidra. O Andalucía extraña. O Veinte mil leguas de viaje subnormal. O Italia no limits. O... Qué más daba todo. Qué más da todo de nuevo. Destino fijado, paradas por definir, neceser a medias y cámara de fotos. Y Mireia y David y Maria en el tren, el hotelito, la playa, el césped, comiendo por la calle. No os hacéis una idea de cómo te ríes con estos dos. Qué más da el resto, vámonos ya.

Si veo que algo merece mucho ser canturreado, lo cuelgo. Si no, aquí os dejo las llaves del tablao, me lo cuidáis, por favor.

Os diría cosas bonitas. Pero me enternecería y el post mediría el doble porque cuando me pongo, me pongo, y me contestaríais más cosas bonitas, y yo en la distancia y todo tan bonito y... Una puta locura muy innecesaria. Daos por queridos. A tomar por culo. Vacaciones.


Mientras tanto y al tema, un clásico de Manolo García con un cajonazo...
Nunca me canso de oírla.
Para que no se duerman vuestros sentidos, amiguitos/as.

martes, 1 de junio de 2010

Claro que sí, dadles duro, qué se han creído?

Tenía una entrada medio hecha, ligera y simpática, de esas en las que me río mientras escribo.
Pero qué coño me voy a reír si a los supervivientes que no han firmado la expulsión del país los acaban de encarcelar, si el hijodehiena del Embajador de Israel en España, no, este es embajador, acaba de justificarlo a lo Bush.
- Es que tenemos motivos para creer que entre las latas de judías había armamento.
- De destrucción masiva, claro.
- No, no, palos y hachas.
- Uy qué cabrones. Más que justificao.
- A que sí? Nosotros aquí tan empleaos en dejar morir de hambre a la población civil de Gaza y tate que no hay manera!

Siempre hay que darle la vuelta a la historia. Leer diarios afines, contrarios y escépticos. Y, aún así, nos estamos perdiendo el 80% de la información. Lo sé. Esto no es una rebequería populista y al azar. Ya sé que los israelitas, ya sé que los palestinos. Estoy hablando de personas sitiadas que pasan hambre.
Habiéndole dado todas las vueltas posibles: Estoy HASTA LOS HUEVOS de la cúpula israelita. Me cago en las putas almas de dirigentes, líderes, mandos, militares de grado superior, medio y de los cobardes ignorantes que disparan a cooperantes, me cago en sus putos intereses territorialistas hasta la saciedad!

- Es que han empezado ellos!
- Los cooperantes?! Vamos, no jodas, qué os han lanzado, un fuet?
- Sí. Pero con fuerza y actitud subversiva.
- En aguas internacionales.
- Peroooooooo... cercanas.
- Será cercanas a territorio palestino.
- Que sí, que sí... Cómo se le quita el seguro a esta mierda de... Ya está. Más preguntas, cerda antisemita?

Y la ONU no se moja, tú. Es acojonante. Condenamos los hechos y -ay, chicos, qué malitos sois- habrá que investigarlo. Quién, cabrón? quién lo va a investigar y cuándo? habéis aprovechado que estábais todos/as en reunión para nombrar un comité? Los cojones! Tibieza y a ver si se les olvida.

Malditas las putas ansias de poder de unos y otros.




jueves, 27 de mayo de 2010

Está feo pedir. Así que no me hagáis obligaros.

Nikodemo.tv -si os gusta el Cálico Electrónico sabéis de qué hablo- organiza un concurso de series. Mis amigos han hecho una y, como se ha colgado un poco tarde, necesitamos votitos YA. No os cuesta nada. Os pasáis, votáis y ya está.
Frens nace de la homónima sitcom teatral escrita por Alfons Casal y Joan Hernández. La interpretan actores del Grup Estable y, en la adaptación a la pantalla, yo hago de gilipollas. Lloramos de risa varias veces durante el rodaje, hicimos fotos y nos hinchamos a pizza.
Ya que estábamos en harina se rodaron dos capítulos de veinte minutos en dos idiomas. Ahí es ná. Si fructifica podréis ver mi primera incursión lésbica en primer plano, plano medio, americano y general.
Gracias, amiguitos/as!
Fundido a negro.

viernes, 21 de mayo de 2010

De las tardes.

Ángeles Peláez.


"... a veces nos íbamos al Patio de las Carretas a cenar, o a Tomatito. A veces nos derribábamos sedientos o salvajes y nos daban las dos sin nada más que el otro que llevarse a la boca. Maceta, escalón, lavadero. Hasta donde alcanza la razón estuvimos locos. Y canturreo de pasillo y palmas hasta el patio de los geranios -Mira qué entonao, mi amor- donde fingías desprecio, fastidiado mohín en tu boca perfecta. Siempre me hacía reír que quisieras llevarme más allá del flamenqueo con tus trajines extraños de fusiones que déjate, anda y vente, corazón. Y en la radio vieja reverberación de metales en las tórridas tardes de agosto, en horas de siesta en que nuestra mesita junto a la tapia ardía y hasta las margaritas se desmayaban un poco, felices y exhaustas. En horas en que tendíamos el colchoncillo de flores buscando la sombra, a veces limonada, a veces tempranillo, a veces sólo mirarnos hasta que uno se dormía. Y el otro respiraba en su cuello el calor de la tarde y el -tan tenue- azahar del naranjo chico."

lunes, 17 de mayo de 2010

Acreditarse o morir

Aprovechando unos días libres, nos hemos empandillao carretera y manta situándonos en unas pocas horas en el bonito país de Mónaco unas amigas y yo. Se puede construir la frase de forma mucho más sencilla, ya, bueno, llego de viaje. Al tema que hay sueño.
Mónaco nos gusta. Vamos a veces. Tiene unas bonitas calas, paseos agradables y varios buenos amigos/as y un par de buenos locales para echar unas cervezas. Lo creáis o no, se puede vaguear una semana sin dejarse el sueldo. En esta ocasión se celebraba la carrera de Formula 1. Así que todo estaba un poco cambiado.
Festival de las apariencias, pasarela de vanidades, un foco para cada persona oh, please. Y zarandeo de acreditaciones, eso sí que mola. Si tienes una, lúcela, tontuelo. Combínala con tu bikini, tu americana nocturna o deja que ondee soberanamente mientras pones el Jaguar a cinco mil rpm de un semáforo a otro.
- No me jodas que tienes acreditación!
- De paddock. Mira cómo ondea.
- Muero, pava. Pero son las tres de la mañana y esto es un bar, no podrías...?
- Jamás.

Así que un poco lo que comentaba sobre la seducción. Si lo que tienes es una tarjetita colgada de un cordón, pues nada, a lucirla. Que seguro que alguien se lo flipa contigo.

Y gente muy educada y normal con la que nos moríamos de risa y el Buemi pasando de las fiestas en los yates y cerveceando discretamente en el bar de nuestros amigos. Claro que nadie lo reconocía, cómo coño se puede ser a la vez piloto y persona? Cómo puede salir a tomarse algo sin el mono de carreras? Rara avis. Maja gente también había, os lo apuntaba antes. Pero abunda el pavoneo, para qué nos vamos a engañar.

En cambio, Cannes, que yo esperaba denso y ostentoso por el Festival de Cine, ha sido agüita fresca. Si en Mónaco la gente lucía acreditación como si fuera una jodida medalla -y sólo eran espectadores del circo, de tribuna, pero espectadores- en Cannes las tarjetitas eran echadas a la espalda con descuido por verdaderos protagonistas de su trabajo. Ambiente original, respirable y hasta neohippie. Productores, directores, críticos en amigable corrillo. Trabajadores, artistas, público ocioso y relajado, ausencia de demostraciones de semáforo.
- A ver, su acreditación.
- Uy, dónde coño... Sólo vengo a ver el pase.
- Pues sin acreditación me temo que no.
- Pero es que soy la guionista, no podría...?
- Creo que algo asoma entre los floreados volantes, no será?
- Tate.

Mi persona no ha acreditado nada más que cierta resaca por las mañanas, cierta curiosidad por la gente que hace fotos a los Ferraris -qué haces luego con la foto de un coche?- y natural predisposición a ver la carrera desde un chiringuito de la playa. Así que para un montón de gente no he sido nadie. Nadie. Nadie y amigas nadie descojonadas de risa, conociendo maravillosa gente nadie de todos los lugares del mundo, productores nadie, pilotos nadie, cervezas nadie en vaso de plástico. No sé si los acreditados se lo pasaban como los nadie. Pero parecían más tristes. Y más solos.


Si no tienes tarjetita puedes ir a esta playa. Si la tienes, te jodes en St. Tropez.