martes, 29 de enero de 2008

No lo entiendo. El término Señorita.


Canturreando, siempre bebiendo de las fuentes más fiables y fresquitas, consulta el diccionario de la Real Academia de la Lengua para cabrearse con razón y solera.

Señorita:Término de cortesía que se aplica a la mujer soltera.
Señorito: Joven acomodado y ocioso.
Señora: Mujer que por sí posee un señorío. Ama con respecto a los criados. Persona honorable que ya no es joven. Esposa del señor.

A mi humilde entender. Si yo quisiera ser una señora, rango que por lo que leo, me es negado de entrada:
a) debería -por mí misma!- poseer un señorío. Todo lo que poseo es un señorío de 64m2 y que pertenece en un 95% a mi entidad financiera. Y encima sin caballos ni viñas ni nada. No creo que me sirva. Sigamos.
b) Criados, eh?. Eso sí que va a ser difícil, están muy quisquillosos con lo de los derechos humanos. Alto! mi madre a veces me pregunta si es que creo que es mi criada!, por ahí algo se podría rascar...
c) podría esperar hasta los... a qué edad deja de ser la gente joven? a los 70? eso si es que logro que me vida sea honorable, que al paso que vamos.
d) ¿casarme?

Revisemos indignados la última opción, que en estos tiempos de escasez de señoríos y esclavitos es, para qué nos vamos a engañar, la más factible.

Qué me dicen. Que si quiero ser una señora, debo arrimarme de forma conyugal a un hombre, ahí ya sí que me suben de categoría, porque hay alguien a mi lado con sentido común, potencia, mando, decisión y responsabilidad. Mi femenina negligencia está cubierta, al lado de un señor -con experiencia en el título, porque a menos que se tocase mucho las pelotas y se quedase unos años como señorito, éste nació siendo señor- ya soy digna del título que por mí misma no alcanzaba.
Lo que me lleva a pensar ¡HAY QUE JODERSE!

Es lastimoso que se me exija una boda para subir de categoría, considero que se me insulta al dar por entendido que hasta que no me una a un señor yo no soy tan buena como él. Puede parecer una exageración, pero el lenguaje es muy importante, es lo más cotidiano que poseemos, y continúa impregnado de sexismo. Seguido muy de cerca por los anuncios de detergente. Por cierto, si alguien sabe dónde vive el genio creador de la publicidad de Kalia Vanish que me avise, llevo meses ahorrando para un mercenario que le dé lo suyo. Qué rabia me da lo del poder rosa...

Ya hay muchas empresas que han eliminado el inapropiado término de señorita de sus registros, pero es cosa de todos luchar dia a dia por la igualdad entre hombres y mujeres. Así que ya sabéis:

¡A LA MIERRRDA CON EL SEÑORITA!

Cuándo se utiliza el término señorita, pues? Nun-ca.


De mi biblioteca:

. He aquí la esclava del señor. Luis Otero. Ediciones B.
. Mi mamá me mima. Luis Otero. Plaza&Janés.
Con estas os podéis reir un montón. Ilustradas con los ideales de la educación franquista para la mujer. Muy recomendables.

. Casa de muñecas. Henrik Ibsen.
Teatro. Ibsen fue un adelantado a su época (1828-1906), creando personajes femeninos cargados de fuerza, de inteligencia y de espíritu de lucha por la igualdad. Hay una escena increible donde ella está apoyada sobre la chimenea y él le besa clandestinamente el lazo del vestido como despedida. Bbrrr.

. La caída del Iman. Nawal El Saadawi. Seix Barral.
A los diez años, escapó de un matrimonio concertado en Egipto para estudiar medicina. Cualquiera de sus obras está marcada por la libertad de elección de la mujer, en esta, una joven es falsamente acusada de adulterio y condenada por el Imán a morir lapidada. Para saber más: http://www.canalsolidari.org/web/noticies/noticia/?id_noticia=3504. Una mujer increible, estuvo nueve años en la cárcel por defender la libertad de la mujer, actualmente vive exiliadada y sigue siendo perseguida, humillada y proscrita en su pais. Y compartimos agencia. Muy fuerte, sí. Me retuerzo de orgullo. Más links: http://www.nawalelsaadawi.com/


N.B.: ojito con el anuncio de la empresa Gandhi que ilustra este artículo. "Otra vez me dicen señorita. Así es leer". ¡¿Así es leer, atontada?!, ¡¿Leer es lo que tiene, que la llaman a una señorita?!. Mucha, pero que mucha falta de lectura es lo que tenéis el piropeador y tú, que me dan ganas de... Si es que me encienden.

3 comentarios:

aishu dijo...

Ya lo dice Nawal "la palabra es una de las armas más eficaces que existen, para bien y para mal"..si me ve, estaría orgullosa, no formo parte del capitalismo. No hay más que ver los anuncios de carteles que colocan por la calle(de los de la tele no puedo hablar mucho) en los que aparece una mujer. Si el término ese sigue en el diccionario, de poco sirve que intenten mejorar en otros campos..estoy contigo, Marie.

Googleando he encontrado la agencia que rodó el anuncio de Kalia Vanish: Agencia Cool, de Barcelona. Seguro que el rosa es igual de malo que el blanco, a saber.

Edita el mensajillo, la web de Nawal termina en .net ;)

Muxu bat

aishu dijo...

Vaya, pues tampoco funciona esa otra web.

Maria dijo...

Ui, es verdad, a mí tampoco me funcionan.

Agencia Cool, dices? sí, vamos, super cool con las mujeres, muy enrollaos...