sábado, 5 de enero de 2008

Así habló Cortázar. Cronopios y Famas.


¿Os acordáis de aquel anuncio de Seat en el que una voz argentina y arrastrante de erres narraba -joer, como para darle a leer las cuatro últimas palabras- una historia sobre un reloj? ¿Cuando te regalan un reloj tú eres el regalado?, pues bien, el narrador era el propio Cortázar. Siempre quise abrazar muy fuerte a la persona que ideó ese anuncio, me devolvía la fe en la creatividad. Ahí tenéis el párrafo completo. A mí este hombre me desparrama.

Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda a un reloj, de Historias de cronopios y de famas.

" Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj. "

8 comentarios:

Plum dijo...

Al menos hace 30 años que no hay ya relojes con cuerda, después vinieron las pilas y ahora son kinetic, que viene a ser los automáticos de toda la vida pero modernizados.

Yo hace 5 años, como pasa el tiempo, bueno aproximadamente, me fui de vacaciones y decidí no llevar más reloj. Mires donde mires siempre ves uno, así que me parece una incomodidad llevar semejante armatoste en la muñeca, y eso que por entonces la moda de relojes no era como ahora, los cacharracos que hoy en día se llevan no quisiera arrastrarlo, en fin que no. De todos modos no creo que el problema sea el reloj, somos nosotros mismos, cada vez queremos tener más cosas y para ello debemos trabajar más y esto nos lleva a tener que aprovechar el tiempo al máximo y nos convierte en esclavos de nuestro tiempo, tanto si tenemos un reloj, como si miramos la hora en el movil.

Maria dijo...

Me pasa por hablar. La noche de reyes, uno de esos monstruos con manillas recibió una Maria como regalo. Cabe apuntar que me he convertido en su esclava mas incondicional, tendríais que verlo brillar... qué poder tiene sobre mí.

aishu dijo...

Primero los barquillos, ahora el reloj...hasta dónde llega tu blog, Maria?

Yo le di pasaporte hace ya 6 años..al final,aprendes a vivir sin él,uno está más tranquilo y distribuyes el tiempo como mejor puedes. Total, lo que dice Plum, es difícil no tropezar con uno a cualquier hora del día estes donde estes, y si no da tiempo a terminar algo, ya se terminará mañana, y si llegas 5 minutos tarde tampoco se termina el mundo :)

El equipo Hajime-Judo dijo...

A mi, mi medio pomelo "me regalo a un reloj" hace 10 años y 2 dias... pero, francamente, creo q soy un mal regalo para un reloj... a los 2 años, el segundero dejó de girar, con lo que el minutero se paro, y sospecho que por solidaridad corporativista, el que daba las horas hizo lo propio, acompañado por el calendario... así que ahi quedó aquel reloj, del cual dependí mientras tuvo pilas, y al que abandoné en un cajon cuando dejó de tenerlas...
Y aun gracias que iba a pilas... de haber tenido q darle cuerda, probablemente hubiera dormido en el fondo de un cajon mucho antes...

Maria dijo...

Hace diez años?! en el 98... Hallábame yo en segundo de carrera, sexo, droga y rock'n'roll. Eso es mucho tiempo!, yo tenía hasta otro aspecto!
Qué relaciones tan largas tiene la gente. Qué envidia. No, no, no. Bueno, no sé, nunca lo he probado. Que te tenía que haber dejado hace años por meter su regalito en un cajón, vamos.

"...hasta dónde llega tu blog, Maria?". Aun no has visto ná.

aishu dijo...

Seguro que estrenó el reloj pegandole a alguno y por eso dejó de funcionar...confiesa Gabi! :P Al menos su medio melón le sacó del grupo de los borrachos que por aquel entonces iban a la uni. Tienes un sol, cuídala pegón. Del pasado de Marie nos iremos enterando que nos tiene intrigados, entre el barco, las estrellitas y demás...es una caja de sorpresas.

El equipo Hajime-Judo dijo...

Que se puede esperar de aguien que intenta besar a una llama... :P

Maria dijo...

Era con fines artísticos! A saber dónde habéis metido vosotros los morros...
En breve, "La autora entrevistada por si misma". Un apasionante artículo donde aprovechando que yo interpreto todos los papeles, me dirigiré preguntas en donde salga muy, muy bien parada y donde momentos tipo llama queden muy, muy maquillados.
Cuando sea una autora reconocida, dejaré que Gabi me entreviste también para su blog: "Con nosotros, Maria. Por fin alguien que no ha recibido muchos golpes en la cabeza. ¿Qué opinión le merece la visión de dos hombres adultos retozando en kimono?".
Eso sería fantástico.