miércoles, 2 de diciembre de 2009

Nos engañan. Esto NO se puede llevar.

Hay tendencias por las que no paso. Soy muy transigente con el sayo que cada cual se haga con su capa, pero creo que mentes malvadas están detrás de los últimos accesorios de moda. Mi personal museo de los horrores:

1. LOS MITONES
Ponerse un maillot, una torerilla ochentera, tener bajo peso extremo de forma voluntaria y esa cara de asqueada ya me parece grave. Pero ese complemento final... No, por favor...



2. LAS BOTAS MOSQUETERAS
Concebidas para defender a Louis XIII, las mentes pensantes de la industria textil, nos las quieren colocar como si fueran algo moderno y favorecedor. No, no, no.




3. LOS LEGGINS METALIZADOS
Eso ya no hay por dónde cogerlo. Si los leggins ya son una misteriosa adaptación callejera de las mallas de toda la vida, este esperpento festivalero no sé a qué viene. A causarme dolor.




4. MUERE, LEVI STRAUSS
Otra bonita opción es enfundarse unas medias, unas botas y la sudadera de tu novio. Te llegue donde te llegue. Con dos cojonazos, nena.





5. LOS CHALECOS
Rescatados de donde nunca debieron serlo, los malditos ochenta y los roperos del personal de la hostelería, han llenado armarios, cubierto camisetas y provocado mi ira. Los odio.

4 comentarios:

m4i dijo...

Ya voy a pedir unas botas de esas, que para meterse en el agua y no mojarse, tienen que venir bien. Lo de las mallas es curioso, bastante..pero doradas son muy feas! No se tu pero la de la sudadera azul, con medias me está dando un frío del copón. Así todo, creo que el premio es para la señorita Adams, vaya modelito....

Maria dijo...

Pues la foto de la sudadera fue hecha en Edimburgo hacia las 9 de la mañana. Un frío que-te-lo-flipas. Y así iban todas, no creas que era excepcional...
La Adams ya es para matarla con las manos.
A mí no me digas que los leggins dorados son feos que mi mente trabaja muy deprisa para la maldad. (Ah, sí? los dorados feos? eso es que le gustan en azul, dónde los puedo encontrar...? Muhahahaha!)

vaderetrocordero dijo...

Perdón, hay chalecos años treinta (e incluso de corte decimonónico) que son lahostiaputa! Usted, como bohemia, debería saberlo.

Maria dijo...

No, no. Si para ilustrarme chalecos que son lahostiaputa me cuelgas el modelo Andrew... O te lo curras más o sigo vomitando con su sola mención.

Chalecos no. Uish, nononono. Qué grimaza.

Bohemia, eh? Jajajajajajaja! Psé. Me han llamado cosas peores...