lunes, 14 de diciembre de 2009

Mantreando





Los mantras reversibles son una putada.
Si para dejar de fumar utilicé un fantástico "Sí, tengo ganas, pero no lo voy a hacer", el mismo me está sirviendo ahora para aplazar la decisión de volver a dejar de fumar.

Que sí, que fumar es muy malo, pero sobretodo muy sucio. Sales de casa duchadita, te has aplicado un gommage de albaricoque que combina con tu gel de azahar, champú de flores del paraíso y crema hidratante compañera de tu perfumazo a la última. No contenta, te vistes con la ropita aun poseedora de esa fragancia a suavizante y esa frescura oceánica del ambientador de armarios. Deberías oler a gloria, cojones! Pues no. Te has fumado el primero y llegas a trabajar apestando a antro nocturno. Como si hubieras metido un vómito en el cajoncito del suavizante.

Además intenta besar a alguien que no sea fumador -da igual, un chicle o un karcherazo bucal, se nota- lo matas de asco!

El pelo atufa, la piel engrisece, tus pulmones dicen NO a correr por el parque.

Pero, como le dije a un amigo, los bohemios somos así. Autodestructivos. Así que sí, por supuesto que tengo ganas de dejarlo. Pero no lo haré. Y menos después de ver I love NY, que parece que fumar en las aceras de los restaurantes sea condición sine qua non para conocer gente interesante. Cortázar fumaba!

Voy a ver en qué acaba esta espiral de mugre, gasto y placer indescriptible de primera calada ante folio en blanco.

Vivan los mantras! Viva Mimosín! Suerte que no tengo acceso a la heroína!

.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

La vida no es sino el primer paso hacia la muerte, fumando solo lo aceleramos...

Maria dijo...

Berlusconi en el poder, Tom Cruise en las pantallas, Bisbal en las ondas, Ratzinger en los púlpitos y Bojan en el banquillo... No dan ciertas ganas de pisarle un poco?

;)

Ya lo dejaré, anónimo, ya lo dejaré, se lo prometo. Pero... en unos días.

Anónimo dijo...

Habría que dejarlo pero dime que mejor momento que servirse una buena copa de vino y escuhcar el leve chasquido que aviva la llama del viejo cliper calcinando los secos tallos.
Una profunda inhalación y sentir como el humo llena nuestros viciados pulmones...mmm...

Maria dijo...

Querido/a amigo/a Anónimo, creo que has nacido para monitor/a de terapias de desintoxicación.
Joer, me han venido unas ganas de abrir un Luis Cañas, comprarme un mechero de esos y echarme mi buen piti matinal... Jajajaja! gracias por visitar Canturreando.

(eres un/a enviado/a de Phillip Morris? de Satán, tal vez?)

Maria dijo...

Te he dicho que estás en tu casa? pues eso.

Anónimo dijo...

Soy un enviado divino para la liberación de la mente y el maltrato de la alma...¿Cual sería mejor; el la barrita cancerígena del desayuna aliñada con el amargo café o de terminar el día flameado al vino?Difícil elección,gran dilema

Maria dijo...

El maltrato del alma?! Joer, Anónimo, difícil me lo pones...

m4i dijo...

Ehhhh, mira que me he enterado de 3 noticias de sopetón: el ataque a Berlusconi, el del Papa, y que fumas.
Los dos primeros da igual, pero tu? Que haces? Con lo sana que eres. Te voy a dar una h......
Mira, ya puedes ir creando un mantra nuevo: año nuevo, vida nueva. Revuelve tus baúles, saca los palos, espadas, calcetines negros y a correr al parque, subirse a los árboles y pegar al que se te acerque pidiendo fuego. Porque tu, no necesitas eso. Ahh, mira que tener que entrar al blog para enterarme de esto..grgr. Te voy a dar carbón para que muerdas y se te quite el mono.

Muxus y deja eso ehh

Maria dijo...

Vale. Me recomiendas que para dejar de fumar mate gente en los parques.
Cómo no se me habrá ocurrido?
Otra candidata a monitora de terapias de desintoxicación.

Yo fumo, pero lo vuestro...

Es una etapa, Maidertxu, caerá por su propio peso porque es un asco. No te preocupes.

m4i dijo...

oks..