miércoles, 23 de diciembre de 2009

Elegancia moral


No me quito de la cabeza este pasaje de la "Tirade du nez" (el monólogo de la nariz) del Cyrano de Bergerac. Qué lucidez. Así que lo voy a compartir.

LE VICOMTE, suffoqué.
Ces grands airs arrogants ! Un hobereau qui... qui... n'a même pas de gants ! Et qui sort sans rubans, sans bouffettes, sans ganses !

CYRANO
Moi, c'est moralement que j'ai mes élégances.


Entiendo que todos lo entendéis. Por si acaso -y como creo que es una fea traición intentar traducir las rimas ajenas- os lo traduzco tal cual y ya veis vosotros mismos.

EL VIZCONDE, sofocado.
Esos grandes aires arrogantes! Un mamarracho que... que... no lleva ni guantes! que sale sin cintas, sin lazos, sin borlas!

CYRANO
Mi elegancia es moral.


Ahí queda eso, amiguitos. Elegancia moral. Ponéos cualquier trapillo para estas fiestas, pero conservad lo importante.

Ahí os dejo la Tirade completa, donde el vizconde pretende insultarle diciéndole que tiene la nariz grande y el Cyrano responde con una retahíla de insultos para su nariz bastante más inteligente.

3 comentarios:

m4i dijo...

pues menos mal que no es la nariz de la Belén, porque entonces si que parecería la carretera de Donosti jeje

m4i dijo...

Ay, se me olvidaba..

Este año no han caido barquillos por Navidad?

Maria dijo...

Nada de barquillos! Un jamoncito, un foie, un vino y un cava. Todo ha permanecido en su caja alargada hasta que alguien ha accedido a llevárselo del maletero de mi coche. Mi hermano.
Este año no estoy muy tragona...