jueves, 11 de junio de 2009

... por fin me necesites.



Ahí va mi preferida de Benedetti.

Mi táctica es mirarte, aprender como sos,
quererte como sos.
Mi táctica es hablarte y escucharte
y construir con palabras un puente indestructible.
Mi táctica es quedarme en tu recuerdo
no se cómo, ni se con qué pretexto,
pero quedarme en vos.
Mi táctica es ser franco y saber que sos franca
y que no nos vendemos simulacros,
para que entre los dos no haya telón ni abismos.
Mi estrategia es en cambio más profunda y más simple.
Mi estrategia es que un día cualquiera
no sé cómo, ni sé con qué pretexto
por fin me necesites.


Mario Benedetti

6 comentarios:

m4i dijo...

muy bonito...
¿para cuándo unos así de Alaminos? ;)

Moltes petonets

Maria dijo...

Alaminos tiene otro estilo...
Si quieres le digo que te envie algo :D

Mmmua, reguapa!

m4i dijo...

Ah si? Estaría muy bien. Esto si que es nuevo, leer algo así de Alaminos ;)


(Off Topic): Hoy me acordé de tí, Marie. Regata de traineras en Ñoñosti. Allí fui, a pasar el día. Mientras iba por el paseo, vi los puentecitos y me vino a la cabeza el post aquel en el que hablabas de tu amigo Igor y su tierra. Ya hará un año casi de aquello, de esa invitación en la que te pusiste morada jeje

Petonets,

Maria dijo...

Aaaaaish... Yo me acuerdo a diario de -cómo la has llamado? te voy a dar una zurra!- Donosti y sus puentecitos.

Alaminos se niega a publicar nada suyo por aquí. Pero dice Ernesto que ahora te envía algo.

Hablar en 3ª persona y tener un amigo imaginario no debe significar nada bueno, no? Si por aquí anda algún profesional de la salud mental que se abstenga, por favor.

Eduardo dijo...

maria,fijate si encontras el cd "el sur tambien existe" que son poesias de maro benedetti y musicas de joan manuel serrat, impoerdible. saludos

Maria dijo...

No sabía que existía, qué biennnn. Lo que sí que tengo es Miguel Hernandez y Machado cantados por Serrat. Los canturreábamos en los viajes de pequeños. Cuando una familia con tres hijos podía viajar en un vehículo que no fuera una monospace sin sentirse mal.