miércoles, 24 de febrero de 2010

Tu quoque, Gallardón?

Hoy he estado en una reunión literaria en un bar muy bonito. La gente se levantaba y leía sus escritos o cosas que les gustan. Todo muy interesante. Yo he aprovechado para seguir la línea Marnie y robar un periódico. Sí, qué. Ellos me han cobrado 2 euros por un agua con gas. Agua, elemento muy abundante, anhídrido carbónico, ni te cuento. Que digo yo que si les hubiera pedido agua con uranio, o iridio con xenón, gas noble donde los haya... Total, que voy a volver.
Pues al llegar a casa he reproducido el paraíso con mi diario robado, mi chino take away y la ilusión de esperar Muchachada Nui con el pijama puesto. Abrir el diario.

Y de pronto Gallardón.

Y aquí es donde me cago en dios. Gallardón, el simpático centro izquierda infiltrado. Amigo por enemigo de mi enemiga (soez se está poniendo la Aguirre!), amable militante por tradición pero de corazón rojillo. Cómo nos haces esto?! macarra! gilipollas! (Yo no me represento ni a mí, puedo insultar) Pues no se le ocurre...

El tema es así. Para conmemorar el 8 de marzo, día Internacional de la mujer, ha organizado un taller de costura sólo para ellas bajo el lema LAS MUJERES NO PIERDEN EL HILO. Sí, amiguitos/as, voy a volver a insultar, mediocre! payaso! y de nuevo, gilipollas! Pero eso no es todo, al finalizar se celebrará un concurso de postres. No, no puedes, sólo para chicas.


Anímate, mujer, que lo llevas en la sangre. Hazle un traje de general a tu marido que es el que manda.




Al principio me he reído. Luego me he enfadado. Luego me he vuelto a reír con el uranio. Pero ahora estoy enfadada.

IU ya se ha quejado por mí, arguyendo que estas actividades desprenden un tufo a Sección Femenina de la Falange que echa p'atrás. Y que sólo les queda nombrar un jurado compuesto por hombres, receptor pasivo de las bondades caseras de la esposa.

Coser es precioso. Cocinar postres también. Pero en el mundo al cual quiero traer una criatura algún día, necesito, alcalde de mierda, que lo sepan hacer unos y otras.

No creo en la ley de la paridad. Creo en la competencia. Un cargo público debe ser ocupado por la persona más preparada. Qué más dará de qué cojones de sexo sea. Extrapolando a la vida cotidiana, que cocine quien más mano tenga en una pareja. Estas asignaciones de rol me ponen violenta a estas alturas del siglo. Violenta, Gallardón!

Así que ya se me ha jodido la ternera con setas chinas. Que, por cierto y para pasmo y repugnancia de ese sucio personaje, me ha preparado un hombre.

De verdad, no lo entiendo. Queda en manos de Joaquín Reyes el levanterme el ánimo...


BIBLIOGRAFÍA AFÍN desde mi biblioteca vertical tan chula:
. cualquier libro de Luís Otero. La española cuando besa -P&J-, Mi mamá me mima -P&J- y He aquí la esclava del señor -Ediciones B-. Buenísimos.
. Celtiberia Show, de Luís Carandell. Sexismo patrio y otras perlas peninsulares.

----------------------------------------------------------------------

3 comentarios:

cantando al silencio dijo...

En pleno sXXi la izquierda no existe (magnífica frase de Marx que muy pocos conocen "el mundo no será comunista -extrapolemos esa idea a los tiempos que corren y no a la teórica -hasta que todo el mundo sea capitalizado), más bien se acercan a la delgada línea dónde habita la mayoría y cruzan unos tantos...

"Hazte amigo del enemigo,estúdialo y vencelo". El arte de la guerra.

Maria dijo...

Qué curioso, ayer saqué de la estantería ese mismo libro. Lo estuve hojeando y lo dejé en la pila del cabecero. No sé por qué, si vis pace para bellum, supongo, porque hasta la hora de autos fue un día muy tranqui.
Casualidad donde las haya. Ya sé que Usted lo encontrará muy racional, pero a mí me ha hecho gracia, mire.

Me da igual izquierdas que derechas, semejante patochada es una cuestión puramente de calidad personal. Hay que ser muy hijoputa para celebrar el día de la mujer con un taller de costura vetado a los hombres. Muy.

Maria dijo...

Por cierto, interesante frase la de Marx. No la conocía, no.