sábado, 19 de septiembre de 2009

Venecia, ese topicazo de lugar.

Si vais a Venecia no os dejéis engañar. No os hospedéis cerca de la Stazione, del Piazzale Spagna. No recurráis al Lido ni a Mestre. No sucumbáis a los itinerarios. Salid con la lluvia, volved a las tantas, entrad en el hospital y atravesad su claustro, no hay muchas más maneras de encontrar el bar más modesto de Venecia, el mejor splitz servido por alguien que no intentará gentilmente provar su castellano con vosotros, que os atenderá en un veneciano duro y sin demasiadas piedades. Y ya que no sabéis ni cómo habéis ido a parar a esa zona, encontrad a Basso, que tiene una imprenta más antigua que Guttemberg encabida en un cuartucho oscuro, pero que realiza a mano una a una las tarjetas de visita de Hugh Grant.



Mirad detrás de la puerta, hay paquetes que van a Tokio, Washington. Es un hombre amable que te deja sentarte y tocar los sellos antiguos y que te pone a dibujar cuando le agobia tu prisa. Caminad sin mirar los nombres, como si supiérais, comprad prensa, ahogad los suspiros, quedáos de pie en el vaporetto, como si no os importase, como si fuérais ajenos al hecho de estar atravesando la ciudad. La Ciudad. No os voy a decir dónde está el restaurante de techo bajo donde van los banqueros rápido-rápido al mediodía, los he perseguido para saberlo. Y te olvidas de las cartas para turistas, llenas de diferentes versiones de lo mismo, de platos en tu idioma. No, no soy otra estúpida turista intentando no serlo, yo he comprado flores en Fondamenta Nuove y he ido a San Michele, eso me eleva más bien a la categoría de enferma. Pero me pareció la mejor manera. Así que, para todos los que me vieron, fui veneciana durante la espera y el trayecto y la entrada al cementerio, bsera, sera, durante los saludos con los ancianos que me cruzaba y, cuando deposité el ramo, feo, por cierto, fui hasta familiar de alguien. Qué grande debe ser sentir esa sensación durante todo el día sin tener que montar performances.

Siempre me hospedo en el mismo sitio. Es un hotel pequeño, barato, escondido, con un patio con flores. Si tenéis que ir, puedo compartirlo. Lo demás es mío. Venecia es mía.

Por cierto, me dedico a fotografiar puertas. Debe tener un significado.
.
.

12 comentarios:

m4i dijo...

Cómo viajas! Enséñanos mundo a través del blog :)
Dame una alegría y desmiénteme lo que oí hace años sobre Venecia, "que olía a alcantarilla". Que bajón, porque es un lugar al que me gustaría ir alguna vez en la vida.

Sólo lo he pisado virtualmente metida en el cuerpo de Indiana Jones hará ya unos cuantos años. Aun recuerdo esa plaza San Marcos en 2D, pero que bonita me pareció oie, la gente en las terrazas elegantes tomandose unas copas, sombreros en la cabeza, con música de fondo. Ya ni hablar de la biblioteca,.. (sería muy friki hacer un agujero en el suelo para ver si hay túneles debajo pero bueno, eso ya lo comentaremos en otra ocasión)

De momento prepara cámara para fotear las puertas de la casa que vamos a visitar antes de que termine el año. Si hace falta nos recorremos el pueblo como la vez anterior seguidas por los gatos a media mañana.

m4i dijo...

Siento desvirtuarte el post, germaneta.

Alguien sabe si hay manera de ver los nuevos comentarios rápidamente? Es que hasta ahora una tiene que acordarse e ir pinchando en cada entrada para ver si hay o no, novedades. Se puede activar "algo" modelno que avise a los tontos?

Maria dijo...

Hola corazón. Creo que te puedes inscribir y recibir alertas. A mí me llegan, pero no sé si son ventajas maternas, habrá que investigar.

Antes de ir también había oido eso de que huele a alcantarilla. No te miento si te digo que no recuerdo las veces que he ido y, si existen los ángeles, se echan eau de Venecia por las mañanas. Ni caso.

Yo he estado en esa biblioteca! haciéndome la estudiante, por supuesto, soy una enferma... Y como más me gustó la Piazza San Marco fue un día que llovió a cántaros, las palomas se escondieron, los turistas se escondieron, la luz se tamizó, la panorámica quedó despoblada, entonces saqué la cámara y... no se ve nada. Me tienes que enseñar cuatro cosas, Maidertxu, soy un desastre.

En las frikijornadas aprovechamos, vale?

dani dijo...

Me niego a dejar que te adueñes de Venecia, algún día será mi destino y la necesito libre.

Gracias por enseñar, mi maestra mundana

Maria dijo...

Tarde, amigo mío. Ella es tan mía como yo suya.

(W. Shakespeare, Much ado about nothing)

Je.

Plum dijo...

Uyy, eso de que te dedicas a fotografiar puertas, puede ser que alguien lo interprete como que te falte alguna puerta en tu vida, vamos que carezcas de puertas, y ya sabes que hay un sufijo para describir la carencia que es "Gili-", vamos que se podía describir como "Gilipuertas", y en fin, que suena muy mal.

Así que mejor no tientes a los psicólogos aficionados a dar veredictos y digamos que no significa nada, que simplemente te gusto esa puerta.

Maria dijo...

Jajajajajajajajajaja! muy agudo (el jodido enano)
Puede ir por ahí, no te digo que no.
Por si acaso, a partir de ahora fotografiaré ventanas.

m4i dijo...

Ventanas con repisa y botellas de adorno encima de ellas ;)

En las frikijornadas probamos, sip. Que Gabi nos de clases, luego lo tiras al suelo y le robo ese objetivo luminoso jeje

(Pd. hay una casilla que puedo marcar para seguir los comentarios de cada entrada, no la había visto antes, vaya vista de águila de M tengo).

Maria dijo...

Águila de M, Mai?! qué está pasando? quién te ha poseído? Y quieres robarle el objetivo a Gabi?!
Me preocupas... tienes un pie en el lado oscuro.

(dibujo del demonio sonriente)

m4i dijo...

Será por la vuelta de Dexter... prepárate, 4ªtemporada, ya tienes pelirrojo que tanto te gusta :P

m4i dijo...

Qué tal, traveller, tirando de cerveza y gritando a lo Bravehearth para no pasar frío por el Polo?
Petonets,

Maria dijo...

Uala! Traveler es un personaje de Cortázar!

Pues ya estoy por aquí, sí. Si facebookearas verías las fotos...

Cuando lo asimile escribo algo. Aun estoy en plan Stendhal.