martes, 17 de marzo de 2009

¡Yo me autoexcomulgo!


A Ernesto y a mí ya nos parecía. Este es el eco transoceánico de la patochada que acaba de cometer el arzobispo José Cardoso Sobrinho desde Brasil.
Ellos le ponen carita de ángel a una mórula, yo voy a ponerle nombre a esta niña. Llamémosla Laura. Ernesto me insiste para que ponga que tenía 9 años. Estos son los acontecimientos, Laura es violada por su padrastro, horror del cual queda embarazada de gemelos. Laura aborta. José Cardoso excomulga. Ernesto, que parece que está pero no está, ajusticia con puñetazo en la mesa: ¡al padrastro! ¡excomulgación y cadalso y múltiples violaciones y... No, no, no me he explicado, a la que excomulgan es a Laura. Y a su madre y al equipo médico. De lo peor que he visto.

Entonces, cual piña, la Iglesia defiende lo indefendible y nos dicen que este nuevo asalto a la libertad de la mujer es algo plural, que no hagamos demagogia con el tema Laura, ni con el negacionista, que ya están muy hartos.
Si les digo como estoy yo de sus campañas publicitarias contra el aborto...

Esta ya es risible. Foto de bebé simpático, foto de lincecito simpático. Que los defendamos a los dos. Ernesto pregunta si no hay foto de la madre de 15 años -o de 9- preguntando quién carajo la defiende a ella de un embarazo no deseado y todo lo que comporta.

Entonces, bien entendido, el tema es salvar vidas. Se posicionan en el bando de que la vida es sagrada y hay que salvarla a qualquier precio. Pero, entonces ¿qué pasa con las células madre?, ¿no era que salvaban vidas?, ah, pero ahora nos cruzamos de bando, nos ponemos en el de experimentos con gaseosa, no con células.
Sí, y ¿el preservativo no te salva de por ejemplo enfermedades mortales como el SIDA? Podríamos decir que el preservativo salva vidas. Y proteje de embarazos no deseados, que matamos dos pájaros de un tiro. Ah, que tampoco, que incita al folleteo, y eso se inventó con el único fin de la procreación.

Me cansan. Los católicos me cansan un montón.
Ernesto y yo nos posicionamos del lado de Laura y desde este mismo momento QUEDAMOS AUTOEXCOMULGADOS DE FORMA DEFINITIVA E IRREVERSIBLE. E invitamos a nuestros amigos y familiares a hacer lo propio.

7 comentarios:

El equipo Hajime-Judo dijo...

Sintiéndolo mucho, mi televisiva María... no podemos. No se por que, pero parece que tu no te puedes salir... que te tienen que echar... vamos lo de siempre con la Iglesia, tu no decides cuando te sales, lo deciden ellos, al igual que deciden quien folla (y como), quien aborta, a quien se deja o no morir...

Así que tu, hasta que no te digan lo contrario: católica, apostólica y romana...

Maria dijo...

No me digas! Ah, pues voy a ir a casa del cura de mi pueblo con una camiseta de AC/DC y unos platillos a cantarle coplillas proabortistas a altas horas. Voy a necesitar un trombón, un percusionista, una guitarra eléctrica y... un coro diabólico. Sí, creo que es todo. En los descansos recitaré a Anguita, Tom Cruise y Rubianes. Y besaré a todas la mujeres que se pasen por allí. Si queréis besos pasad, que estoy que lo tiro, todo sea por provocar su ira.

Muy mala noticia me has dado, amigo Gabi. Me quedo muy triste.

En cualquier caso, moralmente me doy por excomulgada. Como decía el Cyrano:

- Moi, c'est moralement que j'ai mes élégances.

Y moralmente será donde obtenga mis victorias por los derechos de la mujer a decidir.
Quien no se consuela es porque no quiere, vaya.

El equipo Hajime-Judo dijo...

Ese no es el camino María... así no vamos bien. Ya veras como el cura de Andorra te sale roquero... o peor aun, besucon...
Antes era mas fácil. Que decías que la tierra era redonda: EXCOMULGADO. Que descubrías que la sangre fluye por nuestras venas: EXCOMULGADO. Que clavabas un escrito de protesta en la puerta de la iglesia: EXCOMULGADO. Que eres un moro y no quieres salir del isabelino reino de Castilla (o del fernandino reino de Aragón): EXCOMULGADO...

Lo malo de todo esto es que normalmete, junto con la excomunión venia una pila de leña en llamas, un potro de torturas, o la incomoda visita del torquemada de turno.

En todo caso, parece que la burocracia celestial tiene alguna ventanilla en la tierra, y existe algún tipo de formulario para Apostatar (que no autoexcomulgarse...)
Al final del post de esta web encontraras los documentos.

http://www.izqrepublicana.es/apostasia.htm

A ver si te atreves...

Maria dijo...

He contactado con los apostasiadores. Te enviaré debidamente recibo y testimonio de mi templanza. Y entonces me deberás una cerveza.

Sabía yo que tenerte de amigo, al final, me serviría de algo. Como molas con tus datos y tus links. Te debo la salvación de mi alma, de otra manera se hubiera ido al cielo con esa chusma.

Erno, erno, erno, viva el averno!

Maria dijo...

Ernesto se suma al jaleo y se ha inventado una canción que canturrea por los pasillos. Me parece entender algo sobe la izquierda republicana, las histerectomías a tiempo de las madres de nosequé Benedicto y algo más sobre apología del terrorismo verbal. está contento porque él también apostata.

Lola dijo...

El cura de tu pueblo, querida María, tiene más pecados que tu y yo juntas y revueltas.

Me apunto a la excomulgación por vocación!! pero , qué coño, prefiero que me echen, así me indemnizan!

Complot pal curilla los cojones!
Empezaremos por unas octavillas con fotos comprometedoras repartidas por helicópteros y al mismo tiempo aprovechamos lanzando pelotas de nivea con la cara de todos sus hijos, incluso los negros. Pin's con el lema "yo también estuve con él", "la tiene más grande el arzobispo de León", "A este cura le gusta la bandera del Japón" etc.

Yo creo que con esto podrá ir bastando...
Que te parece mi aportación al maravilloso mundo de la excomulgación?

Maria dijo...

Jajajajajajajajaja!!! Me gusta el pin YO TAMBIÉN ESTUVE CON ÉL!
Y el finiquito, cohone, como se nota que mueves dinero, yo no lo había pensado. Jajajajajaja, me mola que te unas a la gran apostatada.